Si necesitas alguna foto puedes ponerte en contacto conmigo.

Diarios

En la avenida Brasil el mar es en realidad un río, los árboles son mar, los edificios son árboles, el cielo es una vocal en la garganta.

Morir es volverse lago. Ahogar las preguntas y desvanecer la voz. Fluir sobre la arena de otros y rodear sus cuerpos sin abrazarlos.
Morir es permanecer hasta que todas las memorias se vuelven lago también.

Ansiar movimiento para acabar congelando fragmentos, rogando quietud.

Arriba

Levantarse siempre ha sido la barrera. Para el cole, para el último repaso antes del examen, para el trabajo, para el trámite, para vernos, para empezar. Levantarse siempre ha sido el reto. Cada mañana, cada tarde, cada madrugada. Vaga, perezosa, egoísta. Fátiga crónica, agotamiento, estrés, depresión. El abanico va del juicio al diagnóstico. De la incomprensión a la excusa. De la mirada ajena a la autoflagelación. No recuerdo qué noche cosieron pequeñas pesas colgantes a lo largo de mis brazos. […]

Busco sin parar lo cotidiano y la calma, pero en distintos lugares, con distintas lluvias y nuevos azules. Son viajes a otras rutinas convirtiendo la búsqueda en una ironía.

El patio de Laura.
La casa de Chiche.
El sabor del membrillo.
Todo lo que me sana.

Oráculo

Durante mi infancia llegaron varios libros de poesía y vida uruguayas a mis manos. La familia que tenía allá los enviaban sabiendo que yo escribía y leía sin parar desde siempre. Pero para entonces yo era muy chiquita, y estos libros me parecían un mar de letras en el que me ahogaba y me frustraba tratando de conectar con esa tierra de la que yo venía. Quedaron esperando. Regresé de mi gran viaje hace dos meses con hambre de autoconocimiento […]

Nací en Uruguay y crecí en España, así que no sé si mis raíces se difuminan o se extienden.

Lo holístico

Viviendo de viaje. Día 365. Hoy soñé que volvía a casa, que compartía el reencuentro con gente que quiero. Conversaciones y abrazos. Salí de la habitación y me senté en la orilla de un lago, tenía el bañador puesto. En el horizonte la ciudad estaba dada la vuelta y donde debería haber cielo sólo colgaban casas. En la orilla no podía nadar, me adentré un poco más y la profundidad del lago se volvió infinita. Comencé a ahogarme, sentí real […]

Amarme

Yo estaba convencida de que la preocupación por la propia imagen es un producto del sistema en el que vivo y que por lo tanto, no darle importancia era una forma de combatirlo. Pero he aquí una conclusión: la desaprobación que nos inculcan por sentirnos bien, usa la inseguridad como arma y la aceptación social como recompensa. Sin embargo, el cuidado que yo estaba desechando es el que nace del amor propio y busca complacerse a una misma. Mirarme al […]